El italiano se asocia con sol, helado, buen clima y La Dolce Vita. Hay muchas ciudades costeras encantadoras que ofrecen todo esto durante el verano o en cualquier estación del año. Echemos un vistazo a nuestra selección de ciudades costeras donde puedes aprender italiano en la playa.

En el sur, en la región de Calabria, Tropea es conocida como «Perla del Mar Tirreno». Además de un centro histórico intacto, aquí encontrará tres hermosas playas de arena con aguas turquesas y una variedad de actividades y chiringuitos.

En la isla de Cerdeña, recomendamos Alghero y Cagliari. La primera es una ciudad interesante y bonita donde parte de la población desciende de los conquistadores catalanes del final de la Edad Media. Bombarde, Lazzaretto y Mugoni se encuentran entre sus mejores playas, aunque tiene una variedad para elegir, al igual que en Cagliari, donde encontrarás la mundialmente famosa playa de Poetto.

La región de Campania ofrece una costa fascinante y muchas actividades entre arqueología, comida y naturaleza. Siempre encontrarás una playa divertida y encantadora a tu alcance cuando estudies en nuestras escuelas de italiano en Sorrento y Nápoles. Entre las más famosas se encuentran la playa de Gaiola, Scoglione di Marechiaro y la playa de Leranto.

best seaside cities to learn Italian

No todos asocian la Toscana con la playa, pero nuestra escuela de italiano en Orbetello está a 20 minutos en bicicleta de la pintoresca Reserva Natural Duna Feniglia, con una larga playa de arena a un lado y una laguna protegida por WWF por el otro.

¿Quién no ha oído hablar de Isola Bella en Taormina? El elegante pueblo siciliano también cuenta con la playa de Mazzarò y la larga zona costera de Giardini Naxos, que alterna arena fina con piedras.

Al norte, la romántica Venecia está cerca del popular Lido di Jesolo, que se adapta a las vacaciones familiares y a menudo está llena en verano. Si deseas un entorno más tranquilo, dirigete a Cavallino, donde también hay una reserva natural y la pesca se practica según con los antiguos métodos venecianos.

Trieste es el hogar de Bagno Marino La Lanterna, también conocido como «el pedocìn», famoso por constar de dos áreas separadas: una para mujeres y niños de hasta 12 años, la otra para hombres. Si bien hay algunos lugares de baño alrededor de la ciudad, las playas más hermosas son un poco difíciles de alcanzar a lo largo del camino que se aferra a la roca dura y gris del Carst, donde los caminos escarpados conducen a pequeñas calas y la playa de Filtri.

Al navegar por esta web consientes expresamente el uso de cookies. más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Cerrar