El italiano no es el idioma más difícil de aprender, pero los extranjeros cometen muchos errores comunes al estudiarlo. Por supuesto, estos errores dependen en gran medida de tu lengua materna, al igual que la dificultad percibida de aprender italiano.

El italiano pertenece a la familia de las lenguas romances, que incluye el español, el portugués y el francés, todas ellas derivadas del latín vulgar. Tendrás menos dificultades para aprender italiano si hablas alguna de estas lenguas, gracias a la gran cantidad de vocabulario compartido y a las estructuras gramaticales similares. PERO, algunas similitudes también pueden llevar a la confusión.

 

Descubramos los errores más comunes que es fácil cometer en el aprendizaje del italiano.

1. GÉNERO
El italiano utiliza el género gramatical: todos los sustantivos son masculinos o femeninos. En general, no es difícil identificar el género de una palabra porque la mayoría de los sustantivos terminan en vocal, y algunas reglas se aplican a la mayoría de los casos. Por ejemplo, un término que termina en -a en la forma singular suele ser femenino, mientras que una palabra que termina en -o suele ser masculina. Sin embargo, hay excepciones. Algunos sustantivos femeninos pueden terminar en -o, como “la mano“, mientras que algunas palabras masculinas terminan en -a, como “il problema“. Estos sustantivos irregulares suelen confundir a los estudiantes que aprenden italiano. Uno de los errores más comunes es decir “la problema“.

2. NÚMEROS
Los números italianos son, en general, fáciles de recordar porque siguen un patrón sencillo y predecible. Una vez que conoces los números del 1 al 10, contar hasta el 100 no es nada difícil. Pero, por supuesto, hay algunas irregularidades aquí y allá, ¡y tendrás que recordarlas de memoria! Los errores típicos son decir “diciassei” en lugar de “sedici” (16) o “ventiuno” en lugar de “ventuno” (21).

3. VERBOS
Los verbos italianos tienen tres patrones de conjugación según su terminación en -are, -ere y -ire. Pero -como ya habrás adivinado- hay verbos irregulares que no siguen los patrones. Además, la conjugación de los verbos puede cambiar según el tiempo, el número e incluso el género. Aprender este aspecto no es necesariamente complicado, pero puede llevar mucho tiempo. Un error común, especialmente para los angloparlantes, es decir “io piace il gelato” (me gusta el helado) en lugar de “a me piace il gelato“. Los hispanohablantes suelen utilizar el verbo auxiliar equivocado en el pasado perfecto. No se debe decir “io ho andato” sino “io sono andato” (fui).

4. FAVORITO VS PREFERITO
Aunque ambas palabras, favorito y preferido, existen y significan cosas similares, tienen usos precisos en italiano. Si quieres decir tu libro favorito, la frase correcta es “il mio libro preferito è…“. En cambio, un error común que cometen los extranjeros en el aprendizaje del italiano es que traducen la palabra inglesa “favorite” y dicen “il mio libro favorito è…“, ¡lo que suena muy raro para los italianos! El término “favorito” indica el ganador esperado o previsible en una competición. Por ejemplo: “Il Brasile è la squadra favorita a vincere i Mondiali” (Brasil es el equipo favorito para ganar el Mundial).

Common Italian Learning Mistakes - aprendizaje del italiano

5. LA TERMINACIÓN DE ALGUNAS PALABRAS
Si eres angloparlante, probablemente hayas leído o dicho la palabra “paninis“. Esto es un error. El plural correcto es “panini“, mientras que si sólo quieres un sándwich, debes decir “panino“.
Otro error común es no pronunciar la letra “e” al final de grazie (gracias).
Los francófonos suelen tener problemas para terminar de pronunciar el final de las palabras en general.

6. CONSONANTES DOBLES
Los portugueses y los franceses tienen dificultades para pronunciar las consonantes dobles y recordar cómo se escriben en las palabras. En italiano, las consonantes dobles se pronuncian con mucha más fuerza que las consonantes simples y dan a las palabras un significado completamente diferente. Por ejemplo, “nono” significa noveno mientras que “nonno” significa abuelo; o “capello” significa pelo mientras que “cappello” significa sombrero. Los italianos sonreirán o te mirarán raro si les pides prestada una “pena” en lugar de una “penna” (pluma).

7. PENSAR QUE SABES ITALIANO
Un error común que cometen los hablantes de otras lenguas románicas es pensar que saben hablar italiano simplemente porque su lengua es similar. ¡Poner una -i o una -o al final de cada palabra no es suficiente 😊! Pero dicho esto, lo importante mientras se aprende italiano es salir a hablar, cometer errores, aprender de ellos y volver a intentarlo. ¡Cometer errores es posiblemente la mejor manera de aprender cualquier idioma!, and try again. Making mistakes is arguably the best way to learn any language!

 

La práctica en el mundo real marca la diferencia: ¡estudia italiano en Italia!

No hay mejor manera de aprender italiano que viajar a Italia y relacionarse con los italianos de forma auténtica. Studiainitalia ofrece cursos de lengua italiana, arte y artesanía en muchas ciudades de Italia. Puedes combinar tu viaje de estudios con actividades divertidas como clases de cocina y visitas culturales para aprovechar al máximo la experiencia italiana.

Buon italiano a tutti!


 

¿Quiere saber más sobre nuestros cursos en Italia?

Contacta con nosotrosestaremos encantados de atenderte por chat, teléfono o correo electrónico. ¡También puedes solicitar una reunión online para conocernos!