Los zapatos hechos a mano son una de las excelencias del ‘Made in Italy’. Pero, ¿por qué son tan apreciados e importantes? Para empezar, debemos pensar en la historia y la calidad de la fabricación de calzado en Italia. Los zapatos hechos a mano conservan el aura única de la artesanía y las habilidades centenarias transmitidas de generación en generación. De hecho, la fabricación de calzado en Italia siempre ha sido un asunto familiar, desde el principio hasta hoy, y por eso el calzado hecho a mano es sinónimo de autenticidad ligada a la cultura y a la ética laboral.

Los materiales también juegan un papel muy importante: el cuero italiano es suave, liso y elegante. Teñido y acabado a mano, el cuero es el material principal (si no el único) utilizado para fabricar los zapatos artesanales. La alta calidad de los materiales y el cuidado con el que están montados hacen que los zapatos hechos a mano sean extremadamente resistentes. Por eso, incluso si cuestan más que los zapatos normales, el calzado artesanal es duradero en el tiempo. En el caso de los zapatos de piel, también se podría decir que mejoran con el tiempo porque adquieren esa “pátina vintage” que los hace aún más únicos.

Por último, los que llevan un calzado artesanal suelen sentirse orgullosos y felices. ¿Por qué? Porque los zapatos hechos a mano son productos únicos: ¡no existe otro zapato igual en el mundo! El largo tiempo de fabricación justifica la espera, especialmente si pides zapatos hechos a medida que se ajustan a tu pie y reflejan tu gusto a la perfección. Como explica el artesano zapatero Daniele Ortolani en esta entrevista: “la pasión, el espacio, el tiempo y las habilidades dan valor al producto de calidad creado desde cero”.

Daniele es el maestro zapatero que colabora con Studiainitalia, proporcionando auténticas experiencias de aprendizaje para estudiantes internacionales en su “bottega” en Florencia.

A lo largo de los años, varios estudiantes de todo el mundo han valorado nuestro curso muy positivamente.

“Quiero agradecer a los organizadores del curso, Federica y Lara, y a mi profesor Daniele por una experiencia maravillosa y esclarecedora. Me encantó el curso y me hubiera gustado quedarme más tiempo y aprender más. Daniele fue realmente profesional, dedicado y paciente. Me hizo aprender mucho sobre zapatos en dos semanas” dijo Dana en 2015.

Más recientemente en 2019, Denise compartió: “Me encantó el curso de fabricación de zapatos. Daniele era muy conocedor y paciente con nosotros. Dos semanas fueron suficientes para aprender el proceso y salir con un par de zapatos únicos. La experiencia única en la vida fue fabulosa y la recomendaría a cualquiera que quiera aprender y disfrutar de unas vacaciones diferentes y creativas en Italia”.

¡Estamos contentos de anunciar que este curso de zapatería también está disponible online! Puedes aprender los secretos de la zapatería italiana desde tu casa.

Pincha aquí para leer más reseñas e información sobre nuestro curso de zapatería (on line o presencial) y no dudes en ponerte en contacto con nosotros si tienes alguna pregunta.

 

Photo Credit: Ortolani Calzature on Facebook