En Italia es tiempo de dulces navideños caseros y artesanales, que los italianos aman compartir con sus amigos y familiares. A parte de los famosos Panettone y Pandoro, en cada región existe un dulce típico que te acompaña con sus sabores y aromas durante las festividades natalicias. ¡Aquí van algunos de los postres más famosos y tradicionales!

Buccellato, Dulces Navideños Italianos, italia.it

Buccellato (foto de italia.it)

Buccellato (Sicilia): una rosquilla rellena de higos secos, uva pasa, almendras y ralladura de naranja.

Crescenzin (Piemonte): pan negro enriquecido con mantequilla, azúcar glas, pasas, nueces, miel y, a veces, higos.

Mostaccioli (Campania y Calabria): son pequeños dulces romboidales hechos de harina, miel, fruta seca y recubiertos de azúcar o chocolate.

Pampepato (Emilia Romaña y Umbria): predomina el chocolate negro, acompañado por avellanas, almendras, canela y pimienta.

Pandolce Genovese (Liguria): hecho con harina, pasas, trozos de calabaza confitada, esencia de flores de naranja, piñones, semillas de hinojo, zibibbo (moscatel de Alejandría) – y a veces también se incluye leche, vino Marsala o pistachos.

Pandoro (Veneto): es un dulce originario de la ciudad de Verona, con forma troncocónica y relieves en forma de estrella de ocho puntas. La masa, de tipo brioche, posee un color amarillento en su interior debido al predominio del huevo y la vainilla entre sus ingredientes.

Panettone, Dulces Navideños Italianos, italia.it

Panettone (foto de italia.it)

Panettone (Lombardia): este postre tradicional de Navidad en Milán, es un bollo hecho con una masa de tipo brioche, pasas y frutas confitadas o cristalizadas. Hay muchas leyendas sobre el origen del panettone. El primer registro del panettone como dulce navideño tradicional milanés es un artículo del escritor iluminista Pietro Verri en el siglo XVIII, que lo llama pane di tono (‘pan grande’).

Panforte (Toscana): originalmente de Siena, se hace con fruta escarchada, miel, azúcar y especias. Su origen puede ubicarse en el siglo XIII: cuenta su historia que el Panforte fue utilizado como moneda para pagar los impuestos del monasterio, por ser un dulce muy valorado, no sólo por la riqueza y abundancia de los ingredientes que se utilizan, sino también por su delicado sabor.

Pangiallo (Lazio): una mezcla de frutos secos y fruta confitada con harina, miel y chocolate. Su origen remonta a la época imperial, cuando se distribuían estos dulces dorados durante la fiesta del solsticio de invierno por considerarse propiciatorios de la vuelta del sol.

Ricciarelli (Toscana): suaves galletas compactas, recubiertas de azúcar glas y con forma ovalada.

Struffoli (Campania): es un dulce de la cocina napolitana, tiene la forma de pequeñas perlas elaboradas de pasta frita.

Susamielli (Campania): con su típica forma de “S”, hechos con miel líquida, se pueden degustar en la época de Adviento.

Torrone, Dulces Navideños Italianos, italia.it

Torrone (foto de italia.it)

Torrone (Lombardia): Según la tradición, debe su origen a las grandes celebraciones organizadas en el 1441 con motivo del matrimonio de Bianca María Visconti y Francesco Sforza. Hoy, el turrón aparece en toda Italia en múltiples variedades: duro, blando, almendrado, con avellanas…

Zeppole (Lazio): dulce frito de pan rebozados en miel caliente.

 

¿Te gusta la comida italiana y quieres aprender a cocinar? Visita «Cursos de cocina en Italia«

 

Copyright Fotos:  italia.it

Al navegar por esta web consientes expresamente el uso de cookies. más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Cerrar